blog baja laboral por ingreso en prision

La baja laboral por prisión y contratos asimilados lo importante a saber

En la presente publicación, discutiremos las acciones que debe tomar una compañía cuando recibe la notificación de que uno de sus empleados ha sido encarcelado. ¿Es posible rescindir el contrato laboral o se debe mantener el puesto de trabajo reservado?

Incarceración tras fallo definitivo

Una vez se haya dictado una sentencia condenatoria firme y el trabajador/a esté privado de libertad, la causa de suspensión desaparece y ya no se justifican sus ausencias en el trabajo, por lo que se podría proceder a su despido. Según el Tribunal Supremo, aunque la estancia en prisión no sea voluntaria, sus acciones delictivas son las responsables de su condena.

En caso de confirmarse la privación de libertad mediante sentencia firme, la compañía podría proceder con un despido disciplinario debido a las repetidas e injustificadas ausencias del trabajador/a en su lugar de trabajo. En este punto, no se trata de una suspensión de la relación laboral, sino de su extinción completa, es decir, la ruptura definitiva del vínculo empleado-empleador.

Es importante tener en cuenta la casuística del caso, ya que el plazo máximo de la prisión provisional es de dos años. Por lo tanto, si ha transcurrido este período y la compañía no ha recibido ninguna comunicación del trabajador/a, antes de proceder con el despido, sería recomendable enviar un burofax solicitando aclaraciones sobre su situación penitenciaria para garantizar una buena fe procesal.

El contexto legal de la situación equiparada al alta una perspectiva esencial

La situación asimilada en la Seguridad Social

Además de estar regulada en la Ley General de la Seguridad Social y otras normativas específicas, la situación asimilada también está contemplada en el Real Decreto 84/1996, de 26 de enero, que aprueba el Reglamento General sobre inscripción de empresas y afiliación, altas, bajas y variaciones de datos de trabajadores en la Seguridad Social.

En el artículo 36 de este reglamento se enumeran las situaciones asimiladas a la de alta, las cuales se explicarán detalladamente en el siguiente apartado.

Situación asimilada para autónomos

Ahora bien, en el caso de los trabajadores autónomos, su situación asimilada se encuentra contemplada en el artículo 23 del Decreto 2530/1970, de 20 de agosto, que regula el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos.

Según este texto legal, en caso de darse de baja en este régimen especial, el trabajador quedará en situación asimilada a la de alta durante los 90 días naturales siguientes al último día del mes de su baja, lo cual le permitirá tener acceso a prestaciones y otros beneficios de la acción protectora.

Entrada en prisión preventiva

Cuando un trabajador o trabajadora es detenido y se encuentra en prisión preventiva, a la espera de juicio o de sentencia, su contrato de trabajo queda suspendido, según lo establecido en el artículo 45.1.g del Estatuto de los Trabajadores.

De acuerdo a este artículo, el contrato quedará suspendido cuando existan ciertas circunstancias, entre ellas, "la privación de libertad del trabajador, mientras no exista sentencia condenatoria".

Por lo tanto, en este caso, el trabajador o trabajadora no está obligado/a a prestar servicios y, en consecuencia, la empresa no tiene que abonar ningún salario. Sin embargo, la relación laboral se mantendrá latente hasta que se resuelva el caso en el ámbito judicial.

DESPIDO DISCIPLINARIO

El Juez, al evaluar la «gravedad» del incumplimiento, debe considerar las circunstancias específicas y la frecuencia del mismo en cada caso. Como señala la STS 20 de abril 2005 (rec. 6701/2003), entre otras, distinguir un incumplimiento como grave y culpable

«requiere un análisis individual en el que el juicio de procedencia o improcedencia del despido se determina por múltiples factores que cambian de una situación a otra. En primer lugar, porque los posibles incumplimientos laborales dependen en gran medida de los actos y condiciones laborales, que varían entre empresas, sectores, grupos profesionales y circunstancias. Y en segundo lugar, porque, según la doctrina gradualista, la sanción del despido requiere que el empleador y...

De acuerdo con la teoría gradualista, la adecuación entre los hechos, la persona afectada y su impacto contractual (STS 20 de febrero 1991, núm. 142) debe ser plena, de modo que lo que podría constituir un despido en un contexto determinado, en otro contexto no necesariamente lo sería.

concepto de situación equiparada a la baja en Protección Social

La situación asimilada al alta se refiere a la relación entre la Seguridad Social y un ciudadano, en términos de protección de sus derechos laborales, cuando este no está trabajando normalmente y, por lo tanto, no está dado de alta en el sistema. Sin embargo, no se encuentra en una situación de baja, es decir, no se considera en "no alta".

Existen varias situaciones asimiladas al alta, pero antes de entrar en detalle, es importante entender por qué es importante conocerlas. Según la ley, una persona debe estar dada de alta en la Seguridad Social o en una situación asimilada al alta para poder solicitar una prestación.

Una vez cumplido este primer requisito, es necesario cumplir con el resto de exigencias establecidas para la pensión que se desee recibir, como el período mínimo de cotización en cada caso. Pero al menos, se cumple con el marco legal para poder solicitar prestaciones por jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, nacimiento y cuidado de menor, desempleo y cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave. Al final del artículo, profundizaremos en este tema.

Inventario de condiciones equivalentes a la liberación

En la legislación laboral española, existe una condición conocida como "situación legal de desempleo, total y subsidiado", la cual se aplica en situaciones como un despido. La designación de "desempleo total" señala que se está percibiendo el beneficio de desempleo contributivo, mientras que el de "subsidiado" se refiere a un subsidio al cual se tiene derecho después de agotar la prestación contributiva.

Además, cabe mencionar que se contempla la posibilidad de encontrarse en situación de desempleo aun sin recibir ingresos, siempre y cuando se mantenga la inscripción como demandante de empleo y se continúe sellando de forma puntual.

Por lo tanto, es fundamental no dejar de sellar en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), ya que de lo contrario podrían surgir dificultades al solicitar prestaciones en el futuro que puedan corresponder.

Me encuentro en una posición equiparable a estar dada de alta

Si estás leyendo este artículo, es probable que estés en una situación en la que necesitas una incapacidad permanente y no estás trabajando actualmente. Si ese es tu caso, debes saber que tienes derecho a solicitarla, siempre y cuando cumplas con los requisitos explicados anteriormente, independientemente de si estás dado de alta en la Seguridad Social o no. Es imprescindible cumplir con un periodo mínimo de cotización si tu enfermedad o lesión no fue causada por un accidente laboral o una enfermedad profesional.

Me llamo Jorge y soy abogado especializado en Derecho Laboral desde 2007. Como socio director de Campmany Abogados, mi objetivo es ayudar a las personas enfermas o lesionadas. Me gradué en Derecho en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona en 2009.

Es fundamental destacar que la condición de baja médica no es un impedimento para acceder a una incapacidad permanente. Lo importante es cumplir con los requisitos mencionados anteriormente, independientemente de tu situación laboral actual.

Equiparables a la liberación casos prácticos

Existen varios ejemplos de situaciones que pueden ser similares al alta, como se puede apreciar en este breve listado. Estas situaciones pueden ser de diferente tipo y no sólo están relacionadas con la condición legal de desempleo total o subsidiado, que es muy común. Lamentablemente, si se deja de percibir ingresos por estar en paro, es fundamental mantener la inscripción como desempleado para poder optar a una futura pensión.

Artículos relacionados