blog merece la pena cambiar radiadores

Merece la pena cambiar los radiadores Descubre cuándo y cómo hacerlo en nuestro blog

A pesar de que los radiadores que posee tu abuela llevan instalados desde hace más de dos décadas, es importante que tengas en cuenta que lo habitual es que un radiador tenga una vida útil de 10 años. Sin embargo, es cierto que siguen cumpliendo su función de calentar después de este tiempo, pero su eficacia se ve considerablemente disminuida.

Vale la pena sustituir los radiadores

Dile adiós a tus viejos radiadores y ¡hola a la eficiencia!

En la mayoría de los hogares de España, los radiadores son los principales encargados de mantener el calor. Aunque su vida útil es larga y puede superar los 30 años, hay diferentes razones por las que es posible que necesites cambiarlos: averías, actualizaciones, reformas o incluso cambios en la distribución de los muebles.

Si tus radiadores ya no son eficientes, reemplazarlos siempre será la mejor opción. Los aparatos en mal estado afectan a la eficiencia de tu hogar y aumentan el consumo de energía para mantener una temperatura agradable.

Si estás decidido a cambiar tus radiadores por un sistema más eficiente, es fundamental que contactes con una empresa instaladora autorizada. Solo un profesional cualificado posee los conocimientos necesarios para llevar a cabo correctamente el cambio de radiadores:

Cuándo es el momento adecuado para sustituir los aparatos de calefacción

No descuides tus radiadores: Si detectas una disminución en su eficiencia, es hora de considerar su reemplazo. La pérdida de eficiencia puede provocar un aumento en el consumo energético y, por ende, un gasto elevado en calefacción. Además, si presentan fugas de líquido refrigerante, no esperes más y cámbialos. Las fugas pueden dañar el motor y generar costosas reparaciones.No te confíes en la antigüedad: Si tu radiador tiene más de 10 años, es probable que esté en el final de su vida útil. No arriesgues tu vehículo y evita posibles inconvenientes a largo plazo cambiándolo. Esto no solo evitará gastos innecesarios, sino que también mejorarás el rendimiento de tu vehículo. Recuerda, mantener tus radiadores en buen estado es crucial para evitar problemas mayores.

Es momento de renovar los radiadores en casa

Estás a punto de realizar una importante inversión en adquirir una nueva caldera. En caso de que tus radiadores sean antiguos, te aconsejamos que también los renueves para aprovechar al máximo la potencia de la caldera. ¡No pierdas la oportunidad de obtener un rendimiento óptimo en tu sistema de calefacción!

¿Estás por realizar una gran inversión en una caldera nueva? Te sugerimos cambiar tus radiadores viejos para exprimir al máximo el rendimiento de tu caldera. ¡No dejes pasar la chance de tener una eficiente calefacción en tu hogar!

Si has tomado la decisión de invertir en una nueva caldera, es importante considerar también cambiar tus radiadores si estos son antiguos. De esta manera, podrás aprovechar al máximo la eficiencia de tu caldera y disfrutar de un óptimo sistema de calefacción.

¿Estás pensando en realizar una gran inversión en una caldera nueva? No olvides que si tus radiadores son obsoletos, sería conveniente reemplazarlos para sacar el máximo partido a tu inversión. ¡No dejes pasar la oportunidad de tener un sistema de calefacción eficiente y moderno!

Si has decidido invertir en una nueva caldera, es esencial que también evalúes la posibilidad de cambiar tus antiguos radiadores. De esta forma, garantizarás un rendimiento óptimo de tu nueva adquisición y lograrás una renovación completa en tu sistema de calefacción. ¡No lo pienses más, da el paso hacia una mayor eficiencia y confort en tu hogar!

Argumentos para renovar los calefactores de tu hogar

Existen diversas razones por las cuales un radiador puede dejar de funcionar. Estas pueden variar según el tipo de sistema utilizado (gas, electricidad, agua, entre otros), su tamaño, el mantenimiento realizado, entre otros factores importantes.

Si tu radiador presenta una falla importante, es recomendable cambiarlo lo antes posible para evitar que afecte al sistema de calefacción de tu hogar. Puedes darte cuenta de un problema si observas un aumento en el consumo de energía a pesar de tener la misma temperatura configurada.

Es importante tener en cuenta que cambiar el radiador de agua no implica sustituir todo el circuito o la caldera. Los radiadores son componentes complementarios de la caldera y se pueden reemplazar sin necesidad de intervenir en el resto del sistema.

Beneplácitos de reemplazar un radiante viejo con uno moderno

Considera esto antes de tomar una decisión financiera tan importante: ¿Realmente conoces los costos asociados a realizar este cambio? Evalúa los beneficios versus los inconvenientes para saber si es una decisión que realmente vale la pena.

Para empezar, los sistemas de calefacción modernos ofrecen un mayor ahorro de energía, pudiendo llegar a un 20% o incluso 30% respecto a los sistemas antiguos. Además, cuentan con avances tecnológicos que ofrecen un mayor confort en comparación con los sistemas antiguos.

Otro aspecto a considerar es que el Estado español ofrece subvenciones para aquellos que decidan reemplazar sus radiadores antiguos de alto consumo. De esta manera, no solo pagarás menos por el cambio, sino que también recuperarás la inversión de forma más rápida.

Guía para reemplazar un calefactor en casa

Cambiar un radiador puede parecer complicado, pero en realidad no lo es. Si no tienes los conocimientos o la experiencia necesaria, es mejor que llames a un profesional.


  • Antes de empezar, asegúrate de conocer el tamaño del radiador y la ubicación de los tapones, si están a la derecha o a la izquierda.
  • Reúne las herramientas necesarias, como un cúter, llave inglesa, pico de loro y llave de carraca.
  • ¡Ahora es hora de ponerse manos a la obra!

    El primer paso es limpiar el borde del asiento del tapón con un cúter, en las cuatro roscas del radiador.


    Repite este proceso en cada una de ellas.

    A continuación, une los tapones al radiador, asegurándote de colocar primero las juntas y luego apretarlos al máximo con la llave inglesa.


    Con estos sencillos pasos, tendrás tu radiador listo en un abrir y cerrar de ojos. Recuerda siempre tener cuidado y utilizar las herramientas adecuadas para evitar accidentes. En caso de duda, no dudes en pedir ayuda profesional.

    Potenciales ahorros al apagar un radiador una mirada al impacto en el presupuesto

    ¿Te has planteado cerrar un radiador como solución para ahorrar en energía? ¡Cuidado! Esta acción aparentemente sencilla puede resultar contraproducente. Al cerrar los radiadores, se altera el balance del sistema de calefacción, lo que a la larga se traduce en un aumento en el consumo de energía y en más gastos. La tecnología de recuperación de calor de los humos, por otro lado, ha demostrado ser mucho más efectiva en el ahorro de energía, con posibles reducciones de hasta un 30% en el consumo.

    La mejor opción para una calefacción eléctrica duradera y eficiente sería optar por un radiador de aluminio en lugar de uno de acero. Estos radiadores, aunque ambos brindan una buena potencia calorífica, tienen ventajas únicas. Los de aluminio son más resistentes a la corrosión, más ligeros y tienen un tiempo de calentamiento más rápido. Además, son más compatibles con sistemas de calefacción por agua y tienen un impacto ambiental más favorable.

    Vale la pena renovar tus radiadores Una decisión financiera inteligente

    La renovación de radiadores puede ser una excelente inversión a largo plazo, ya que los nuevos modelos son altamente eficientes energéticamente. Además, su uso puede reducir el consumo de combustible hasta en un 30%. Pero eso no es todo, los radiadores modernos también tienen una vida útil más prolongada y requieren menos mantenimiento en comparación con los modelos antiguos. Sin embargo, aunque la inversión inicial puede ser elevada, el ahorro en el consumo a largo plazo y la mejora en el confort térmico del hogar, pueden compensar de sobra dicho costo. Por lo tanto, es crucial evaluar diferentes opciones y elegir el modelo más adecuado para satisfacer las necesidades de cada hogar.

    Artículos relacionados