herencia documento de aceptacion y reparto de herencia

Pasos para aceptar y repartir una herencia guía y modelo de documento

Te entregamos un formulario confidencial para que aceptes la herencia y así poder pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. También te pedimos que registres en el Registro de la Propiedad los inmuebles mencionados en el inventario de bienes.

Ayuda de OCU para redactar los documentos requeridos

En este tipo de procedimientos, es crucial redactar las solicitudes adecuadamente para asegurar un traspaso de bienes sin problemas.

Para ayudarte en este proceso, te ofrecemos un modelo de aceptación de herencia y solicitud de inscripción de bienes en la siguiente página. Simplemente debes completarlo con tus datos y utilizarlo como plantilla.

Este documento puede ser presentado ante notario, entidades bancarias que requieran autorización para transferir los fondos del difunto, para liquidar el impuesto de sucesiones y ante el Registro de la Propiedad al momento de reclamar los bienes heredados.

Conociendo el Significado del Documento de Aceptación de Herencia de Carácter Privado

El acuerdo de aceptación de herencia es un escrito redactado por un abogado, gestor o asesor, que posee un contenido prácticamente idéntico al de una escritura notarial de reparto de bienes hereditarios. No obstante, a diferencia de esta última, no requiere la presencia de un notario.

Para otorgar plena validez y efectividad al documento privado de herencia, es necesario que cumpla con ciertos requisitos tanto en su forma como en su contenido.

El Documento Privado de Aceptación Herencia debe ir acompañado de una serie de documentos, los cuales variarán según las circunstancias familiares y patrimoniales del fallecido. Aunque, en general, se precisará la siguiente documentación:

Comprendiendo la cesión y división de patrimonio hereditario

La escritura notarial es un documento que registra el momento en el que los herederos y/o legatarios designados, mediante testamento, pacto sucesorio o la ley, comparecen ante un Notario para expresar formal e inequívocamente su voluntad de convertirse en nuevos titulares del patrimonio del fallecido causante de la sucesión.

Este instrumento público permite a las personas legitimadas adquirir de manera definitiva la titularidad de los bienes, derechos y obligaciones correspondientes a la herencia, dado su estatus de...

Quiénes son los herederos legales de una sucesión

Otorgamiento de escrituras de aceptación y partición de herencia

De acuerdo con lo estipulado en la ley, el otorgamiento de la escritura notarial de aceptación y partición de herencia debe ser realizado por personas legitimadas para ello. Esto significa que deben haber sido designadas como herederas o legatarias por medio de un título sucesorio, como un testamento, pacto sucesorio o acta de intestado.



Respecto a la capacidad de los otorgantes, es necesario tener en cuenta lo establecido en el artículo 992 del Código Civil. Según este artículo, todas aquellas personas que tengan libre disposición de sus bienes tienen la capacidad de aceptar o repudiar una herencia. Esto equivale a la plena capacidad de obrar que se adquiere al cumplir los dieciocho años de edad.



En el caso de las personas que no se encuentren en la situación descrita anteriormente, como los menores de edad, podrán aceptar una herencia siempre y cuando estén debidamente representados por sus progenitores o tutores legales. Sin embargo, en caso de que estos últimos decidan repudiar la herencia o el legado destinados al menor, deberán obtener una autorización judicial. Esta autorización solo podrá ser denegada en caso de que el menor haya cumplido los dieciséis años y preste su consentimiento mediante un documento público. En caso contrario, la herencia solo podrá ser aceptada a beneficio de inventario.

Qué elementos engloba la aceptación de la herencia

Aceptación y partición de herencia: En el proceso de aceptación y división de la herencia, los herederos y legatarios deben hacer una enumeración completa de todos los bienes, derechos y obligaciones que pertenecían al fallecido y que se incluyen en la sucesión.

Identificación de activos y pasivos: En este trámite, es necesario que se especifiquen todos los activos y pasivos, independientemente de su naturaleza, como por ejemplo bienes raíces, activos financieros, depósitos, vehículos, acciones, préstamos y créditos, entre otros.

Valoración económica: En la escritura se llevará a cabo una evaluación económica de cada uno de los elementos mencionados, con el fin de obtener un valor global de la herencia. Este valor se determina sumando todos los activos y restando el monto correspondiente a los pasivos, obteniendo así el total de la masa hereditaria o caudal relicto.

Los posibles gastos asociados a la escritura de aceptación y reparto de la herencia

El costo de la aceptación y partición notarial de una herencia no puede determinarse de manera fija, ya que depende de varios factores. Esto significa que no es posible dar una cifra exacta del costo total, debido a la variedad de elementos que influyen en él. Sin embargo, para tener una idea aproximada, podemos seguir el ejemplo discutido anteriormente sobre cómo se tributa la aceptación y partición de una herencia.



En ese caso, la herencia en cuestión tenía un valor total de 2.060.000 euros y dos herederos. Siguiendo estos parámetros, sabiendo que el documento y sus anexos suelen constar de cerca de 40 páginas, y teniendo en cuenta que el notario no tendrá que desplazarse para la firma y que se emitirán dos copias auténticas, el costo notarial o factura rondaría los 2.000 euros en total.

Los pasos para recibir una herencia

Existen dos opciones para aceptar legalmente una herencia, ya sea de manera implícita o explícita, a elección de los herederos. Para certificar esta aceptación, se pueden utilizar diferentes documentos, como uno de carácter público o uno privado.

En el caso de optar por una escritura pública, se requiere la presencia de un notario para dar fe de la aceptación de los herederos y rubricar el documento, otorgándole carácter público.

Si los herederos son una o varias personas, pueden decidir optar por un documento privado para formalizar su aceptación de la herencia. En este caso, ellos mismos pueden redactarlo o utilizar un modelo sencillo y práctico que exprese su voluntad de aceptar la herencia de forma explícita.

La relevancia de tener o no un testamento

La aceptación de una herencia está supeditada a la existencia de un testamento por parte del fallecido. No es relevante si dicho testamento es público o privado, pero sí lo es en los procedimientos previos a la aceptación.

Es necesario acudir al notario que tenga en custodia el último testamento del fallecido y solicitar una copia auténtica del mismo. Una vez se tenga en posesión el testamento oficial, se puede proceder a la aceptación de la herencia.

En el caso de no existir un testamento, el proceso de herencia se vuelve más largo, complicado y costoso. Se debe iniciar un procedimiento de sucesión intestada, en el cual se realiza primero la denominada declaración de herederos ab intestato: un documento que determina quiénes son los herederos del fallecido en ausencia de testamento. Este trámite se debe realizar ante un notario y se debe esperar un plazo de 20 días hábiles para poder proceder a la aceptación de la herencia.

Maneras de validar la aceptación de una sucesión hereditaria

El presente documento confirma el deseo de uno o varios herederos de convertirse en legítimos receptores de la herencia correspondiente, de acuerdo al reparto legal establecido.

La aceptación de herencia mediante una manifestación privada permite identificar y certificar de manera oficial a aquellos que han dado su consentimiento para heredar los bienes de la persona fallecida.

A pesar de que nuestra experiencia nos ha demostrado que lo más beneficioso para los herederos es buscar el asesoramiento de abogados especializados en temas sucesorios. En términos generales, puede ser más o menos conveniente optar por uno u otro documento, según el valor y la naturaleza de los bienes heredados y el número de herederos implicados.

Artículos relacionados