por que mi gato se come las moscas

Por Que Mi Gato Se Come Las Moscas

Es muy común que aquellos que conviven con gatos hayan sido testigos de una escena en la que el felino se para en frente de una ventana, haciendo ruidos con sus dientes y saltando constantemente tratando de atrapar una mosca que revolotea fuera del alcance. Si finalmente logra cazar a su presa, es bastante probable que el gato no solo la mate, sino que se la coma por completo.

La predilección felina por cazar y devorar mosquitos cuál es su razón

Los gatos son animales depredadores que instintivamente se dedican a cazar para alimentarse. Así lo hicieron sus antepasados, que se alimentaban principalmente de roedores y, en menor medida, de aves, reptiles e insectos. Por esta razón, no debería sorprendernos que nuestros gatos domésticos, incluso si están bien alimentados, mantengan su instinto de perseguir y capturar moscas y otros insectos que entren en nuestro hogar. Cuando tienen acceso al exterior, también suelen cazar roedores y otros animales pequeños que se crucen en su camino. Todo esto lo hacen por puro instinto, sin sentir necesariamente hambre en ese momento. De hecho, el deseo de cazar es independiente de...

Si tenemos suerte, podremos ver en primera fila a un verdadero cazador en acción, desplegando sus técnicas para capturar a su presa. Por ejemplo, el castañeteo de los dientes que mencionamos, que algunos gatos hacen cuando están frente a una posible presa. Se cree que es una forma de prepararse para morder y eliminar rápidamente a su presa, para evitar que escape o le cause daño. Con un movimiento específico de la mandíbula, logran seccionar la columna vertebral de la presa, paralizándola al instante.

También podemos observar cómo el gato mueve su cabeza de un lado a otro, calculando la distancia a la que se encuentra su presa, para no fallar en su ataque. Es importante tener cuidado con las picaduras de abejas y avispas, pero en principio, no debemos impedir que nuestro gato caze moscas.

El comportamiento felino de cazar el juego previo a la caza de las moscas

En ocasiones, puede verse al gato jugueteando con una mosca en lugar de cazarla al instante. En lugar de matarla y comérsela de inmediato, la golpea con precisión para dejarla atontada y luego se dedica a lanzarla de un lado a otro por el suelo, atrapándola y soltándola repetidamente. Si bien puede resultar algo incómodo para los dueños, esta conducta es tan común como la caza en cuestión de segundos.

Este comportamiento puede explicarse como una manifestación del instinto de caza que el gato ya no pone en práctica con tanta frecuencia como lo hacían sus antepasados silvestres. En un entorno doméstico, donde las oportunidades de cazar son limitadas, el gato aprovecha al máximo cualquier oportunidad que se le presente. Además, se ha observado que las gatas tienen una predisposición a jugar con sus presas, no solo moscas, antes de darles muerte. Se cree que este comportamiento tiene relación con la etapa en la que las hembras llevan presas vivas al nido donde esperan a sus gatitos.

Otra posible explicación de este comportamiento se relaciona con las propias presas, que solían ser ratas. Algunas de gran tamaño podían lastimar seriamente al gato si este se acercaba a su rostro. Por eso, los gatos aprendieron a aturdir a las ratas antes de cazarlas, golpeándolas repetidamente para dejarlas incapacitadas antes de aproximarse a ellas para darles el golpe mortal.

Soluciones para intoxicación en gatos por sustancia nociva

Si notas que tu gato comienza a salivar excesivamente, temblar, vomitar o tener diarrea, es necesario que lo lleves de manera urgente al veterinario, ya que es posible que se haya envenenado. En la clínica, le suministrarán medicamentos para ayudar a expulsar la mosca y estabilizarlo.

No obstante, es importante tener en cuenta que las moscas en sí no son un problema, pero es crucial tomar precauciones y evitar en la medida de lo posible que tu gato las ingiera.

Es riesgoso que mi felino ingiera bichos

Los gatos son expertos en cazar todo tipo de insectos que merodean alrededor de su hogar. Pueden pasar horas persiguiendo moscas y hormigas, sin importarles su tamaño o peligrosidad. Estos bichos suelen introducirse con facilidad en la vivienda a través de la puerta o incluso pueden ser llevados sin querer por nosotros mismos hasta dentro de casa.

Sin embargo, surge la pregunta: ¿Es seguro para ellos comer insectos? La respuesta no es tan simple. Muchos insectos actúan como portadores de parásitos y microorganismos peligrosos, como virus, bacterias y hongos. Por ejemplo, ciertos mosquitos del género Anopheles pueden transmitir la malaria a las personas, y las garrapatas pueden contagiar la enfermedad de Lyme a personas y animales, incluyendo a los gatos.

Otro factor a considerar son los insecticidas que utilizamos en nuestras casas. Como humanos, tendemos a abusar de estos productos. Sin embargo, convivir con gatos nos obliga a optar por alternativas más naturales, como la tierra de diatomeas, que es un excelente repelente y eliminador de insectos como las hormigas y las pulgas. En caso de usar insecticidas químicos, si el gato ingiere a un insecto tratado, es muy probable que sufra algún malestar o reacción adversa. Aunque el riesgo de muerte no es alto, es importante ser conscientes de los peligros potenciales.

Es importante tomar medidas preventivas y utilizar productos naturales y seguros para todos los miembros de la familia, incluyendo a nuestros peludos compañeros.

Señales que indican que mi gato está sufriendo de conjuntivitis

Los gatos, además de ser excelentes compañeros, también disfrutan de distintas actividades que les brindan entretenimiento y les permiten estimularse física y cognitivamente. Por ejemplo, persiguiendo, cazando y jugando con presas, aunque no sea necesario para su supervivencia al estar alimentados por sus dueños.

De hecho, otra de las formas en que los gatos se divierten es persiguiendo objetos en el hogar. Pueden ser desde luces proyectadas en el suelo hasta los clásicos ratones o plumas sujetas a una cuerda en un palo. Esta actividad también satisface su instinto natural como cazadores.

Riesgos de permitir a mi gato cazar insectos o roedores

Es común preocuparse cuando un gato se come un ratón o un insecto. Aunque generalmente no les causa ningún problema, tampoco hay que descartar por completo todo riesgo. Algunos insectos, como las avispas, pueden picarlos, y ciertas ratas incluso pueden atacarlos.

Sin embargo, lo más importante a tener en cuenta es la posibilidad de que estos animales transmitan infecciones, virus o parásitos a nuestro felino. Por esta razón, es crucial estar atentos a cualquier síntoma preocupante en nuestro gato después de ingerir un insecto o un roedor, y asegurarse de mantener al día su pauta de vacunación y desparasitación.

Alimentos que representan un riesgo para los felinos

Existen ciertos alimentos que no son recomendados para los gatos y que debes evitar darles. Entre ellos se encuentran los huevos crudos, huesos y dulces como el chocolate. Es importante tener en cuenta que el sistema digestivo de los gatos no está preparado para procesar estos elementos, lo que puede resultar en una intoxicación grave. Por esta razón, es fundamental tener cuidado con la alimentación de nuestros felinos y solo darles aquellos alimentos que sean adecuados para ellos.

Cuidados felinos

Es posible que, si tienes un gato, hayas presenciado esta escena en más de una ocasión:

Tu felino de repente se lanza a perseguir y comerse un insecto, como una mosca o una polilla, o incluso una lagartija o un ratón.

Puede que te resulte una conducta desagradable y que te preocupe la salud de tu gato. Incluso puedes haber pensado si le estás alimentando adecuadamente o si tiene alguna carencia nutricional que le impulse a cazar otros animales pequeños.

No te inquietes, este comportamiento es perfectamente normal.

Artículos relacionados