tipos de salamanquesas en españa

Conoce los diferentes tipos de salamanquesas que habitan en España

La tarentola mauritanica, comúnmente conocida como salamanquesa, es un reptil de dimensiones reducidas perteneciente a la familia de los Phyllodactylidae. Esta especie se encuentra ampliamente esparcida en los países que conforman la cuenca del Mediterráneo.

Un enfoque abarcador de las geckos en el contexto español

Recientes cambios en la clasificación de las salamanquesas

En fechas muy recientes, se ha procedido a reorganizar la clasificación de las especies de la familia Gekkonidae, otorgando a algunas de ellas el estatus de familia independiente. Como resultado, las salamanquesas y perinquenes del género Tarentola ya no son considerados como gecónidos, sino como filodactílidos. Por tanto, en la fauna española, la única especie que mantiene su clasificación de gecónido es la salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus).

Las especies de la antigua familia Gekkonidae en la región

La familia Gekkonidae, también conocida como superfamilia Gekkonoidea, incluye en nuestra región dos especies de salamanquesas presentes en la península ibérica y las Islas Baleares, así como cuatro especies de perinquenes de las Islas Canarias y el gecko magrebí, cuya existencia en la isla de Alborán no ha sido confirmada en las últimas investigaciones. Estos reptiles son de hábitos nocturnos y tienen la capacidad de dilatar su pupila verticalmente en ambientes luminosos.

Diferencias entre las especies de salamanquesas y el gecko magrebí

Una de las salamanquesas, conocida como salamanquesa común, y las cuatro especies de perinquenes pertenecen al género Tarentola, que incluye un total de 24 especies. Estas especies se caracterizan por tener un cuerpo robusto y una cabeza prominente...

En cambio, la salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) presenta laminillas adhesivas incompletas en la punta de sus dedos y, a diferencia de las especies de Tarentola, tiene uñas bien desarrolladas en todos sus dedos y las laminillas digitales divididas en el centro. Por otro lado, el gecko magrebí (Saurodactylus mauritanicus), de la familia Sphaerodactylidae, cuenta con uñas en todos los dedos, sin embargo, no posee laminillas adhesivas en sus dedos debido a su hábitat terrestre. Otra característica distintiva del gecko magrebí es su diferencia con la salamanquesa común (que ha sido introducida en la isla de Alborán) en...

Hábitat y comportamientoeditar

Normalmente, las salamanquesas comunes suelen residir en edificios cercanos a fuentes de luz, estructuras antiguas, galpones, casas y coches abandonados, ruinas, rocas, campos pedregosos y troncos de árboles. Estos son sus lugares preferidos, siempre y cuando haya insectos cerca para poder alimentarse.

Las salamanquesas comunes son animales mayormente activos durante la noche, pero en ocasiones pueden verse también alrededor del atardecer o incluso durante el día, especialmente en los días soleados del final del invierno. Les gusta frecuentar zonas soleadas cercanas a sus escondites.

Su alimentación se basa principalmente en insectos, especialmente durante los meses cálidos del año. Suelen cazar a los insectos nocturnos que son atraídos por luces, lámparas, etc., como mosquitos, polillas, hormigas e incluso arañas. En su dieta también se incluyen grillos, cucarachas, moscas, mosquitos y hormigas, ya que son insectívoras. Sin embargo, en caso de escasez de insectos, pueden llegar a devorar a las salamanquesas de menor tamaño.

Interacción con el género humanoeditar

Las cucarachas, a pesar de su gran abundancia y de habitar en edificios humanos, son consideradas por la mayoría como un animal poco atractivo que genera miedo y asco, lo que conlleva a su persecución. Es común escuchar falsas afirmaciones de que estas criaturas escupen, pican, son venenosas e incluso que orinan la leche, cuando en realidad ninguna de estas afirmaciones es cierta. En algunos pueblos del centro de España se les llama "escorpión" debido al movimiento que hacen con su cola en determinadas situaciones, pero también por la falsa peligrosidad que les atribuyen las personas.

Es importante considerar que las cucarachas son completamente inofensivas y, de hecho, muy beneficiosas para los seres humanos. Su alimentación insectívora las convierte en grandes aliadas, ya que se nutren principalmente de mosquitos, los cuales son portadores de múltiples enfermedades infecciosas para las personas.

Divergencias entre varones y féminas

La identificación del género en la especie Tarentola mauritanica es ambigua debido a sus características externas. Sin embargo, los machos sobresalen por su mayor tamaño y cabeza más ancha que las hembras. Además, estas últimas cuentan con uñas en todos sus dedos que suelen pasar desapercibidas al estar cubiertas. Pero, al alcanzar la madurez sexual, a los tres años de edad, los machos desarrollan dos aberturas notables debajo de su cloaca, rasgo que no se presenta en las hembras, siendo así una distinción evidente.

Subespecieseditar

Diversos nombres para una misma especie:

En la costa sur de Castilla y León, es conocido como "aldabón". En Extremadura, se le llama "santorrostro", "saltaojos", "saltarrostro", "zaparrostro" o "santomostro". En la Región de Murcia, se le llama "pelá". En Aragón es conocido como "esgarrarropas" o "tiñosa". Y en algunas zonas de Andalucía y Castilla-La Mancha (algunos pueblos de Ciudad Real), recibe nombres como "escorpión" o "escupión".

Sin embargo, muchos confunden su nombre con el de un anfibio llamado salamandra, aunque en realidad no tienen ninguna relación. En otras regiones del territorio ibérico, como en Portugal, es conocido como "osga". En Galicia, se le llama "ladra", mientras que en Cataluña, la Comunidad Valenciana y las Baleares se le conoce como "dragó", aunque también se le llama "dragonet", "andragó", "talla-robes" o "dragolí".

Refugio de la salamanquesa común

La salamanquesa común, a pesar de habitar en diferentes áreas geográficas, prefiere climas templados o tropicales, ya que no tolera bien el frío intenso. Por esta razón, suele encontrarse en lugares de menos de 600 metros de altura, aunque también se ha registrado su presencia en zonas a más de 2.350 metros de altitud, como en la Sierra Nevada de Granada.Estos reptiles no necesitan mucho para sobrevivir, bastando con tener un refugio disponible en troncos, rocas y estructuras, como casas o muros. Aunque suelen ser más comunes en zonas de matorral, también pueden encontrarse en ciudades grandes, donde encuentran fácilmente lugares para esconderse. No suelen ser tan frecuentes, sin embargo, en bosques o áreas de cultivo y plantaciones.

La multiplicación de la lagartija de pared

¿Cómo se reproducen las salamanquesas? El ciclo reproductivo de estas criaturas comienza en enero, cuando los machos sienten la necesidad de buscar una pareja para reproducirse. La cópula se produce en primavera, entre los meses de marzo y julio, en la zona sur de la península ibérica. Durante este proceso, el macho muerde a la hembra en el vientre, lo cual resulta curioso.

Las salamanquesas pueden poner entre 6 y 7 veces, con 1 o 2 huevos por puesta. Los huevos, que miden alrededor de 10x12 milímetros, son depositados por la misma hembra durante una misma temporada de cría. Se han registrado casos en los que diversas hembras depositan sus huevos en un mismo lugar, resultando en más de 50 en total.

Generalmente, las puestas se realizan en un lugar seguro, como huecos en troncos o grietas en los muros, y pueden ser enterradas en el suelo. La hembra incuba los huevos durante aproximadamente 45 a 70 días, dependiendo de la temperatura. En condiciones favorables, el tiempo de incubación puede ser menor. Al nacer, las crías miden entre 40 y 58 milímetros de longitud total.

Índice

Distintas familias

Entre los geckos, existe una especie que se separa de la mayoría de sus parientes. Se trata de la salamanquesa común, cuyo nombre científico es Tarentola mauritanica. A diferencia de la mayoría de los geckos que pertenecen a la familia de los Gekkonidae, esta especie pertenece a los geckos de manos de hoja, específicamente al género de la Tarentola.

Orden de reptiles

Las salamanquesas comunes pertenecen a la clase de los reptiles conocida como escamosos (Squamata). Se caracterizan por su piel cubierta de escamas y su adaptación al medio terrestre. A pesar de pertenecer a una familia distinta, siguen siendo geckos y conservan algunas características propias de estos reptiles.

Artículos relacionados